SERRA DEL RONTONAR

En el extremo Sur del pequeño Término Municipal de Benifallim, se encuentra situada la Serra del Rontonar o Rentonar, como también es muy conocida.

Se trata de una elevación bastante importante, ya que llega a los 1213 metros, lo que pasa es que queda deslucida al encontrarse al Este de la más imponente Serra dels Plans, que la sobrepasa en más de 100 metros de altura.

pincha aquí versión para imprimir

pincha aquí versión satélite WIKILOC

...
Mapa ruta nº 182 Serra del Rontonar

...
Descripción de la ruta

Se puede dejar el coche junto a un camino asfaltado que enlaza con la carretera CV-780, entre las poblaciones de La Torre de les Maçanes y Benifallim.

A unos metros del cruce, empieza una senda que sube por la ladera y coincide con el trazado de la PRV-232.

Gran parte de estas sierras han sido víctimas de varios incendios forestales, y aunque la vegetación arbustiva se recupera rápidamente por sí sola, los pinos necesitan de una acción de reforestación activa y eficaz.

El sendero va subiendo sin grandes dificultades por la ladera derecha de este barranco.

Desde el otro lado, observa un pequeño rebaño de Arruis o Muflón del Atlas.

El sendero se bifurca y se prosigue por la rama de la izquierda, en dirección a la ya visible cúpula del Pou de Neu del Rentonar.

En algún punto el sendero desaparece, pero se sigue la lógica para continuar y volver a cogerlo.
Se pasa por la parte trasera del nevero y se llega a una pista forestal que pasa frente a él.

video
Como se puede ver en esta secuencia de fotos de la anterior visita del año 2007, el Pou del Rentonar, que fue construido a principios del siglo XVIII, se encuentra en un relativo buen estado, conservando todavía intacta su cúpula de mampostería.

Frente al nevero se continúa el ascenso hacia el Cim dels Plans por un sendero marcado.

Vista hacia atrás durante el ascenso.

Se llega al Vértice Geodésico Els Plans, a 1331 metros de altitud.

Desde aquí se observa hacia el Este, en primer plano y un poco a la izquierda, la Serra del Rontonar, más atrás destaca la Serra d’Aitana y al fondo, flotando entre nubes, el Puig Campana.

La ruta continúa siguiendo la cresta de la sierra hacia el Norte.
Son muy abundantes los bosquecillos de carrascas, entre los que en muchas ocasiones hay que pasar, pero sin resultar un problema.

En este trazado se han ido encontrando unas marcas blancas-azules, correspondientes a un sendero local, que parte desde Benifallim hasta la cima de Els Plans.
Se llega a un punto en el que se abandona el cordal de la sierra y se desciende por la ladera de la derecha.

Para la bajada, se sigue un sendero bastante marcado y un tanto resbaladizo por las piedras sueltas existentes, lo que tan solo supone ir con un poco de cuidado.
Este cambio de dirección también implica adentrarse en una ladera que no ha sufrido ningún incendio forestal, por lo que está cubierta por una tupida masa boscosa de lo más variada.

Se llega a una bifurcación y se prosigue descendiendo hacia la derecha, siguiendo las marcas azules-blancas con las que se continúa coincidiendo.

Como es habitual, los árboles más numerosos son los pinos, pero también existen ejemplares de encina de gran tamaño.

La senda termina en una pista forestal muy poco utilizada y se prosigue hacia la izquierda.
Desde aquí se puede observar una magnífica estampa de esta ladera.

Con mucha marcas para no perderse, se llega a un punto de la pista forestal donde, a la derecha, aparece un sendero por el que se prosigue.

Se abandona la zona boscosa y se sale a campo abierto, lo que permite vislumbrar el paisaje.

Y ver que el sendero se dirige hacia la base del Alt de la Moleta.
Por la izquierda se empieza a ver el extremo Norte de la Serra del Rontonar.

La senda pasa sobre algunos campos de cultivo y se llega hasta un camino de tierra.

En algunos puntos clave, existen los postes informativos de la ruta local con la que se está coincidiendo.

Como se ve en el mapa y con las indicaciones del poste informativo, en esta bifurcación del camino de tierra se continúa por la derecha.

Imagen de la Serra del Rontonar.

El camino de tierra cruza el cauce del Barranc del Rontonar.

Al subir por la otra ladera del barranco se llega a la misma carretera CV-780, por la que hay que seguir la ruta.
Al llegar a la curva, empieza una pista forestal, marcada para llegar al Cim dels Plans (per Rontonar)
En esta ocasión hay que seguir las indicaciones para llegar al Cim dels Plans (per Microreserva).
Como es evidente, este tramo por la carretera es el más desagradable de esta ruta, al tener poco arcén y con curvas que impiden ver el tráfico que se acerca. Se puede circular sin mucha dificultad por el exterior del quitamiedos.
Se llega al principio de la pista forestal, sin marcas blancas-azules, pero con un cartel informativo de la Microreserva de Flora de la Serra del Rentonar.

La pista forestal empieza a subir suavemente por una ladera también muy poblada de vegetación, pero en esta ocasión no dominada por los pinos, ya que es mucho más variada y en especial destacan las carrascas.

La pista forestal termina por desaparecer y convertirse en una senda ancha, pero encerrada por una espléndida vegetación.

Al llegar a unos bancales desaparece, pero prosigue por el otro lado.

Siguiendo la senda se llega hasta una balsa alimentada por la Font del Rontonar. Existen dos caños por los que fluye el agua, aunque en estas fechas de una forma muy escasa por la sequía, pero suficiente para mantener la balsa prácticamente llena.

Imagen del caño que vierte el agua en una pequeña pileta.

Se prosigue por la senda hasta llegar al camino de acceso a la pequeña caseta de campo.

Imagen hacia la caseta mientras se desciende por el camino de tierra.

El descenso por el camino de tierra es muy agradable y sin ningún problema.

Se vuelve a coincidir con la carretera CV-780, pero en esta ocasión se puede circular tranquilamente por el ancho arcén.

Como se ve en el mapa, hay dos opciones para seguir la ruta, pero se elige la de la izquierda, para pasar junto al Campamento Cumbres Alegres y ver sus instalaciones.

Entrada al Campamento Cumbres Alegres.

Una vez superadas las instalaciones y siguiendo por la pista forestal, se encuentra a la izquierda un depósito de agua contra incendios.

Como se ve en el mapa, al llegar a la intersección con otra pista forestal, se gira por esta hacia la derecha, abandonando definitivamente la coincidencia con el sendero local y adentrándose por otra ladera cubierta de pinar.

La pista forestal termina en una pequeña explanada frente a una fuente.

Existe una balsa en la que se debería depositar el agua de la fuente, pero en estos momentos se encuentra totalmente seca.

Ahora empieza uno de los tramos más complicados de esta ruta, al iniciar el ascenso hacia la cumbre de esta Serra del Rontonar.
En un primer momento, parece existir una senda cerca de la fuente, pero apenas dura unos metros.

Por tanto, luego hay que seguir subiendo por donde se pueda, en principio sorteando pinos, cosa no demasiado problemática.
Lo complicado y desagradable empieza cuando aparecen amplias franjas de aliagas, que hay que cruzar con valentía

El último tramo de ladera está cubierto de grupos compactos de pequeños arbustos, generalmente carrasca y algo de coscoja, que hay que ir evitando a medida que se asciende, en nuestro caso hacia la derecha.
De hecho, la mayor parte de esta sierra está cubierta por carrasca, de ahí el nombre de El Carrascal, que también la identifica.

Una vez arriba, se recorre la cumbre despejada de esta Serra del Rontonar hacia el Sur.
Al fondo se eleva, sobre sus nada despreciables 1213 metros, la imponente Serra dels Plans más de 100 metros.

Al empezar a descender, hay que ir esquivando los troncos secos de los pinos arrasados en un incendio forestal, aunque algunos sobrevivieron.

No existe ninguna senda muy definida, pero el objetivo es bajar hasta el collado.

Este es otro tramo delicado de esta ruta, al tener que seguir una senda no muy definida que sale desde el collado, circula por una zona cubierta de aliagas y donde en algún punto en concreto, los pinos que empiezan a resurgir tras el incendio forestal, casi la cortan por completo.

Al iniciar el descenso, la senda se pierde por completo, por lo que hay que bajar campo a través, hasta enlazar con unos bancales y su camino de acceso.

Este camino de tierra lleva hasta el antiguo Preventori La Torre de les Maçanes.

Este edificio de dos plantas fue construido por la Compañía de Jesús a principios del siglo XX como Casa de Reposo y más adelante como Colonia Infantil de Vacaciones. Luego fue Hospital Infantil y durante la Guerra Civil, se utilizó como Hospital Militar.
Terminada la guerra paso a convertirse en un Sanatorio Antituberculoso, hasta que en 1963, con la tuberculosis prácticamente erradicada de España, se quedó sin enfermos y se cerró.

En 1999, la Diputación de Alicante adquirió el edificio con intención de restaurarlo y darle una utilidad turística.
Pero las actuaciones realizadas hasta ahora, parecen más encaminadas a su derribo total que a su rehabilitación.

Sobre la puerta principal, se adivina el texto con letras en relieve, desprendidas en su mayoría, que decía “SANATORIO ANTITUBERCULOSO TORREMANZANAS”.

Alrededor del año 2003, se realizó la primera gran actuación de la Diputación, con la retirada total del tejado y techo del edificio, con lo que la primera planta quedó al descubierto. Esto aceleró su degradación.
Seis o siete años después, se procedió al derribo de gran parte de la primera planta.
Todo ello ha acelerado que, incluso los muros exteriores, empiecen a desmoronarse y por seguridad, se ha vallado todo el perímetro del edificio.
Como pasa con la mayoría de este tipo de construcciones, es un lugar bastante frecuentado por los aficionados a los temas esotéricos.

Se prosigue la ruta saliendo por el camino de entrada al edificio, hasta la carretera CV-780. Una vez en ella, se gira a la derecha.

A la parte de abajo de la carretera se encuentra el Espacio Natural de El Rentonar, antigua finca agrícola restaurada por la Diputación de Alicante para disfrutar de un entorno natural.

Frente a la entrada al Espacio Natural, hay una cuneta bastante ancha como para poder aparcar si hiciese falta.
Se sigue un poco más y se llega hasta el coche.










Ruta de 15,09 Km realizada en 320' el 07/07/2014